3 Cosas que Nunca Debes Hacer con el Embrague

 Sin darnos cuenta, los conductores adoptamos un montón de vicios y malas prácticas al momento de manejar. Unas veces nuestros comportamientos inadecuados pueden afectar  la seguridad, mientras que en otras ocasiones las malas costumbres pueden dañar la mecánica de nuestros vehículos. Una de las piezas que más suele sufrir por nuestros malos hábitos es el embrague.

Existen tres malas costumbres que son fatales para el embrague y que deberás evitar si no quieres gastar mucho dinero en reparaciones:

1. Pisar el embrague en los semáforos

Pisar embrague

Es común encontrar personas que esperan en los semáforos con el auto en primera y el pedal del embrague pisado a fondo. Esto produce fricciones en el disco que disminuyen su vida útil, además de exigirle al resto de piezas que accionan el embrague un esfuerzo innecesario. Lo correcto es mantener el auto en neutro mientras cambia la luz.

2. No pisar el pedal a fondo al cambiar de velocidad

Conductor pisa el embrague

Como si fuesen las dos caras de una misma moneda, es tan malo  no pisar a fondo el embrague cuando se engrana una velocidad, como no soltarlo completamente tras haber realizado esa acción. El pedal hay que pulsarlo hasta el final del recorrido para que la palanca de cambios se mueva con suavidad y la velocidad se seleccione con facilidad. Y una vez que hayamos cambiado la marcha, se deberá soltar por completo para que el embrague no sufra más de lo debido.

3. Apoyar el pie sobre el pedal del embrague

Embrague quemado

Cuando no se utilice, el pie izquierdo debe descansar en el piso o en una zona habilitada a la izquierda del pedal del embrague. Pero los conductores novatos e inexpertos creen que alejándose del pedal no serán capaces de volver a encontrarlo cuando les haga falta utilizarlo de nuevo. Por eso, para estar preparados, prefieren apoyarse todo el rato en el embrague. Aunque la presión sea mínima, siempre se produce un pequeño desacople entre el disco del embrague y el motor, lo que va produciendo un desgaste inusual y acelerado.


Así que en resumen, debes pisar el embrague a fondo al cambiar de velocidad,  no debes mantenerlo pulsado cuando estés parado en un semáforo y por último no debes circular con el pie sobre el pedal.

About the Author : admin

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.